Bienvenid@s!

Es la perfección hecha Domina. Es una impecable combinación de Mujer extremadamente atractiva, dominante, exigente al extremo, increíblemente perversa, con un delicado toque de sofisticación y al mismo tiempo inteligente, contenedora y capaz de sacar de cada uno de sus esclavos lo mejor para lograr de ellos entrega total y servicio inmejorable.

She is the perfect Domina. She is the exact combination of a most attractive, dominant and incredibly strict and demanding Lady, with a touch of soft sophistication as well as extremely intelligent, caring and loving always able to get the best from each slave in order to serve Her.


viernes, octubre 05, 2007

Impresiones de un esclavo al conocer a Ama Claude


Desde temprano en la mañana estoy algo inquieto, podría decirse que algo nervioso o mejor dicho algo ansioso.

A las 12 me encontraré con la Señora, con una Dama a quien tal vez pueda servir como su esclavo. No la conozco aun, pero hemos intercambiado e-mails y he podido detectar del otro lado de la internet a una verdadera Dama que sabe de lo que estamos hablando, que muestra clase y que evidentemente esta acostumbrada a ser servida. Todas estas impresiones han sido confirmadas a través de una par de charlas telefónicas, solo queda reunirme con Ella para conocernos y ver si es posible relacionarnos

La mañana pasa rápido y casi a las 11 la Señora me llama para pedirme que vaya antes de la hora ya que Ella esta en las cercanías del lugar determinado.
Como negarme? Hay algo mas placentero para mi? Apuro el traslado y busco frenéticamente un lugar para estacionar. Belgrano es un barrio difícil para eso, en la calle no hay espacio ni para un alfiler y no hay playas.

Finalmente me acerco al lugar que Ella me ha indicado. Me paro en la puerta y miro a los alrededores. No se mucho sobre su aspecto, solo que tiene el pelo corto y que vestirá botas y pollera, pero estoy seguro que su actitud me indicara a todas luces quien es.

Pasan solo unos instantes, miro hacia adentro pero es claro que no hay allí ninguna Diosa, hay varias mujeres si pero son solo eso, representantes del genero femenino. Continuo buscando hasta que veo venir a una Mujer. No tengo dudas, es Ella.

Es como me la había imaginado, elegante, segura, bien proporcionada, atractiva por cierto pero por sobre todo dueña de esa actitud inconfundible que la hace una Mujer con mayúsculas. Soy un esclavo y mi instinto me indica que debo postrarme a sus pies pero me considero bien adiestrado y solo me apresto a saludar respetuosamente a semejante Mujer.

Con el respeto que merece la observo, viste botas de gamuza color marrón claro que combinadas con una pollera la hace mas que deseable y atractiva. Su pollera no es muy corta pero suficiente para permitir ver unas torneadas piernas resaltadas en su belleza por medias de Lycra claras. Lleva una blusa blanca y un chaleco al tono complementado por una campera liviana. Su ropa es fina, elegante, con un toque de sofisticación que la hace propia de una Diosa pero no recargada ni aparatosa.

Al verla no puedo sino pensar en su marido/esclavo, me imagino que el mismo la habría vestido para el encuentro y lo envidio sanamente. Su presencia me resulta agradable, y su actitud, coherente con su condición de Diosa, me hace relajar y desear ponerme a su servicio.

El bar esta lleno, Ella me sugiere ir a un bar cercano para que allí podamos charlar mas tranquilos, interactuar, conocernos un poco mas e intercambiar ideas, vivencias y fantasías. Parece mentira pero Ella es un sueño hecho realidad, una Mujer que hace 20 años esclavizó a su marido para su placer y disfrute, una Dama educada, atractiva y segura que ahora quiere otros esclavos para lograr mayor placer!

Hablamos un buen rato, charlar con Ella me genera una sensación de necesidad de someterme, pero a la vez de confianza y de ganas de contarle, de compartir y al mismo tiempo de hacerle miles de preguntas sin saber por donde empezar. Ella esta cómoda, lo noto y me enorgullece, un esclavo debe siempre satisfacer a su Ama o, si como yo no la tiene, a cualquier Mujer que sepa de su condición.

Ella decide irse, la acompaño a la vereda a la espera de su esclavo quien pasará a buscarla y luego de algunos minutos Ella sube al auto y se va manifestando que recibiré noticias de Ella. Solo quiero ser su esclavo part time, que me acepte y me de el infinito honor de servirla.

Retomo en mi mente una y otra vez esa imagen de esa angelical figura subiendo al 206 y no puedo evitar hacerme el bocho. Me reprimo, soy un esclavo y mi función es servirla en sus términos y no según mis bochos pero no puedo evitarlo.

En microsegundos imagino nuestra próxima reunión y que Ella decide ir a un hotel para una sesión de relax como merece. La llevo en el auto y al llegar deja en mis manos todo lo necesario.

Desde que entramos a la habitación me pongo a sus pies y comienzo a lamer sus botas en señal de adoración y respeto. Ella complacida me da permiso para hacerlo y al cabo de unos instantes me hace una seña para dar por terminada la adoración.

Le saco la campera y sus botas y mi Ama se recuesta en la cama y pone música suave. Le ofrezco algo para tomar y se relaja. Me pide que me desnude, cosa que hago de inmediato y vuelvo a ponerme de rodillas ante Ella. Luego le ofrezco un baño en el hidro y Ella acepta con una seña muy suave, propia de una Diosa.

Comienzo a desvestirla, primero le quito su blusa. Lo hago suavemente, sin tocar el cuerpo de mi Ama aunque se que no podré evitarlo. Mi Ama actúa tranquila, es una Diosa y esta acostumbrada a ser servida. Se sienta sobre la cama y observa como me desespero por complacerla. Evito mirarla para no caer en la falta de respeto pero .... como evitar adorarla en silencio, como evitar observar esa belleza elegante y segura?

Le quito suavemente su pollera y luego las medias. Por un instante creo desfallecer. Sus piernas son aun mas hermosas de lo que cualquiera podría imaginar y al quitar su pollera las puedo ver en todo su esplendor.

Continuo con mi tarea, le quito suavemente su corpiño y luego su tanguita. Mi Ama esta desnuda, pero su belleza y actitud son las de siempre. Solo me atrevo a ofrecerle un masaje suave y relajante como semejante Diosa merece. Ella lo acepta, y por varios minutos le doy placer y relax. Mi corazón late a mil, no quiero fallarle, no quiero dejar de cumplir mi único objetivo que es servirla, hacerle la vida mas fácil y placentera.

Mi Ama decide darse su baño y al pararse no resisto mi instinto y comienzo a lamer sus pies adorándola y venerándola como merece. Mi Ama mira complacida y asiente dejando a su esclavo adorarla. Se ve que disfruta de ello y yo estoy en las nubes.

Un ruido de la calle me vuelve a la realidad, parezco Felipe, el de Mafalda me digo a mi mismo, y regreso al parking a buscar mi auto pero se que tal vez, si hago las cosas bien la Señora me permita ser su esclavo aunque solo sea part time y estas fantasías sean una realidad.

No hay comentarios: