Bienvenid@s!

Es la perfección hecha Domina. Es una impecable combinación de Mujer extremadamente atractiva, dominante, exigente al extremo, increíblemente perversa, con un delicado toque de sofisticación y al mismo tiempo inteligente, contenedora y capaz de sacar de cada uno de sus esclavos lo mejor para lograr de ellos entrega total y servicio inmejorable.

She is the perfect Domina. She is the exact combination of a most attractive, dominant and incredibly strict and demanding Lady, with a touch of soft sophistication as well as extremely intelligent, caring and loving always able to get the best from each slave in order to serve Her.


jueves, marzo 22, 2012

Shangri La- Parte 4

Los esclavos de la Señora rápidamente regresaron a los pies de su Dueña que ya para ese entonces estaba en el porche sentada cómodamente disfrutando de un refresco mientras llegaban las otras Femdoms.

Desde allí, en solo un par de segundos, la Señora observo a los esclavos independientes. Con ojo critico los vio dedicarse a lo previo de la cena, dos de ellos terminaban de poner la mesa, otro acercaba a una mesa auxiliar las bebidas y en general alistaban lo necesario para dar a las Damas una cena a su medida.

Los veía con algunas fallas aunque rápidamente concluyo que en realidad lo que les faltaba era una Mujer que los guíe, que los someta y los posea haciéndolos a su gusto. Eran de todas, pero en realidad no tenían Ama. Eso los llevaba a que nada de lo que hicieran, de ninguna forma que se comportaran o ninguna actitud estaría a la altura de las exigencias de todas ya que lo que sirve para una Ama no necesariamente es valido para otra y así sucesivamente.

Pensó en que en el fondo estos esclavos posiblemente satisficieran su kink pero que en el fondo no vivían la Femdom a pleno ya que a los ojos de la Señora la verdadera Femdom, la que mas se disfruta, la esencia misma de este estilo de vida esta en lo cotidiano y eso solo se logra cuando la relación Ama/esclavo es estable y ambas partes la asumen con compromiso y sinceridad.

Siempre había sentido orgullo al ver que su esclavos sabían lo que Ella necesitaba o quería aun antes de pedírselo y solía bromear con sus amigas que su estilo de vida era muy sencillo ya que ni siquiera necesitaba levantar un dedo para satisfacer ningún deseo porque sus esclavos lo hacían aun antes de tener que indicárselos.

También en esos pocos segundos de reflexión se dio cuenta que las fantasías de enviar un esclavo a una “escuela” para adiestramiento y luego ser vendido a la mejor postora o pedirle a otra Ama que le adiestre los propios carecía de sentido justamente porque lo mas importante en una relación Ama/esclavo es generar la química básica entre ambos para luego así poder someterlo y hacer uso y abuso del esclavo.

Por supuesto que esas fantasías eran parte del largo repertorio que manejaba la Señora pero se limitaba a juegos que incluso había llevado a cabo varias veces sometiendo a sus esclavos a densas humillaciones o duras pruebas de carácter.

No podía dejar de revivir aquella tarde en que una de sus amigas le había cedido a un nuevo esclavo para que Ella lo adiestre y lo forme en lo básico pero esas enseñanzas elementales en el fondo se limitaban mas a lo formal tal como el asumir una posición de respeto ante la Dama, como dirigirse a Ella y como asistirla en vestirla sin causarle molestia.

Había disfrutado haciéndolo y de hecho había aprovechado para usar a sus propios esclavos en la tarea pero en el fondo solo era cosas puntuales y técnicas sin entrar en lo mas importante que es el conocimiento y entrega a la Mujer que lo poseería.

Es que en toda relación D´s la comunicación, la confianza y la sinceridad son irremplazables y todo el adiestramiento se basa en esa química tan especial que debe generarse entre ambas partes.

En medio de esos pensamientos en los cuales la perversión de la Señora solía activar fantasías a ser cumplidas cuando la oportunidad se presentara, las Damas fueron acercándose y rápidamente se armo una animada charla.

La esclava de la Señora estaba humildemente postrada detrás de su Ama en abierta exposición a quien quisiera verla mientras que su part time la apantallaba y los otros dos se postraban a sus costados como adorándola en silencio.

Mientras tomaban un cocktail las Dominas conversaban con entusiasmo y no dejaban de usar a sus esclavos para humillarlos y divertirse a su costa, algo que generaba un circulo vicioso de perversión y humillaciones ya que cada una quería ser la que diera el toque distintivo.

Como la Señora, todas las Femdoms se habían vestido de gala, algunas con vestidos elegantes, otras con atuendos muy sexys, pero todas mostraban en común un derroche de ostentación y elegancia pocas veces visto aun en reuniones de este grupo.

No paso mucho tiempo para que la Anfitriona informara que la cena estaría servida y de a una las Mujeres se fueron acercando a la gran mesa donde cenarían. Los esclavos personales fueron dispuestos de rodillas en el porche desde donde las Damas podían observarlos en cualquier circunstancia y así activar sus perversiones mientras cenaban.

El esclavo/marido de la Señora quien portaba su cinta de ganador fue invitado a sentarse en una mesa armada al efecto próxima al lugar donde los otros esclavos se postraban y allí quedo expuesto también a las miradas de las perversas Damas.

Fue poco antes de dar comienzo a la cena que la Anfitriona entrego los 100 Fems a la Señora como premio por poseer el esclavo que recibiera la distinción a la mejor actitud. Desde los comienzos las Damas del grupo habían ideado una suerte de moneda interna que era llamada Fem. Se utilizaba para ciertas acciones tales como subastas de esclavos, juegos con apuestas, pago de bebidas o comidas en reuniones y otras por el estilo siendo totalmente inconvertibles por dinero en efectivo.

Para ganarlos las Damas establecían competencias o debían cumplimentar ciertos requisitos tales como llevar a los esclavos vestidos de determinada manera, colaborar con actividades del grupo etc. Para poder manejarse con este “dinero” se había aprovechado el hecho que el esclavo de una de las Mujeres del grupo tenia conocimientos de diseño grafico y otro era imprentero de modo que fue sencillo diseñar una imagen y luego imprimirla en papeles del tamaño de una tarjeta de crédito y de distintos colores que iban firmados por todas y cada una de las integrantes de la comunidad. Finalmente los habían plastificado y funcionaban como billetes en las operaciones de cambio.

Los había de color rojo para 50 Fems, celeste para 20 Fems, blanco para 10, amarillo para 5 y verdes para 1 Fem. Tal como pasaba en el OWK, en la practica toda operación monetaria entre el grupo y en los eventos se llevaba a cabo con esta cuasi moneda que en la realidad no difería mucho de los infames y antiguos patacones ya que no era sino dinero ficticio e inconvertible.

La Señora recibió los 2 papeles de color rojo que representaban los 100 Fems y envío a su esclavo a prueba a guardarlo en su habitación comprometiéndose a revisar cuanto tenia ya que estaba seguro que los necesitaría pronto.

Ya en la mesa la Señora se ubico en una posición que dejaba a su derecha a la Dama que, como Ella, tenia un esclavo de cada genero y a su izquierda a una de las mas perversas Mujeres del grupo.

Se trataba de “la profesora” como era conocida entre las integrantes de la comunidad Femdom que las albergaba. Con 40 años, tenia en su haber una amplia experiencia en Dominacion Femenina tan larga y desarrollada como la Señora.

Esta Ama había dado sus primeros pasos en la Femdom a los 19 cuando había comenzado una relación con un compañero del profesorado quien la fue introduciendo en la D´s con juegos en un principio inocentes pero que de a apoco se fueron profundizando.

Si bien algún tiempo después la relación termino la Profesora ya no pudo prescindir de la D´s en sus relaciones y ya para cuando tenia 25 vivía sola y tenia 1 esclavo part time que la visitaba a diario y le cumplimentaba todas las tareas domesticas además de todo tipo de servicio que a Ella le viniera en gana.

El paso del tiempo no había modificado ese esquema, al contrario lo había profundizado y ya en sus 30 se había convertido en una Domina con amplia experiencia, enorme perversión y con la capacidad de hacer lo que tuviera ganas sin importar cuan loco pudiera resultar.

Era profesora de Educación Física, dueña de un cuerpo atlético y muy bien formado además de inteligentemente trabajado que era fuente de adoración entre los sumisos aunque era fundamentalmente su actitud en general y especialmente por ser independiente al extremo lo que motivaba a muchos sumisos a rogarle pertenecerle.

Aunque era soltera, desde hacia casi tres años tenia un esclavo 24/7 que convivía con Ella y al que oficialmente presentaba como su pareja y disponía de otros 3 part time que en realidad no le pertenecían sino que eran mas que nada contactos a los que relacionaba con Dominas que visitaban Argentina y en especial Buenos Aires ya sea por trabajo o negocios y requerían servicio.

Sin embargo, por razones de prestigio y para asegurarse que fueran lo que decían ser los usaba a prueba en cortos periodos como part time para verificar en persona su actitud y adiestramiento.

Ella misma integraba una red de Mujeres que intercambiaban esclavos en distintos lugares del mundo y varias veces en sus viajes los había utilizado. No obtenía rédito económico de esto pero si beneficios de intercambios y placer por dominar.

Justamente la conversación con la Señora comenzó cuando la Profesora le contó sobre un viaje a New York hecho algunos meses antes en el cual dispuso de un esclavo para todo servicio que había contactado a través de esta red. Entre las ventajas que destaco estaban el haber conocido la ciudad acompañada por un local que se entrego a servirla y enseñarle cada cosa del lugar, el no tener necesidad de traducir ya que al ser latino hablaba castellano y la disponibilidad full time de un sumiso para atender cada requerimiento, necesidad o capricho sin preguntar.

La Señora escucho con atención el relato de su compañera y no dejo de preguntar sobre el adiestramiento del esclavo, la química que entre ambos pudo haberse dado y demás y ambas concluyeron que eso solo sirve para periodos de tiempo muy cortos y en circunstancias en los cuales el servicio del esclavo se limite solo a eso ya que seria imposible lograr un servicio y entrega total y eficiente para una relación mas larga partiendo de esa base.

Mas que un verdadero esclavo era un anfitrión kink aunque reconocía la Dama que podía ser muy interesante por lo que la Señora le manifestó que le avisaría cuando concretara su próximo y largamente planificado viaje a Paris de modo de disponer de un esclavo local para servirla además del propio que Ella llevara.

También le comento que había llevado al resort a su 24/7 y a uno de los part time ya que los otros 2 estaban ocupados sirviendo a un par de turistas rusas que estaban en Buenos Aires de visita por lo que recién estarían disponibles en los últimos días.

La charla en la cena se fue intercalando con las de otras Damas presentes mientras los esclavos independientes servían la comida con razonable eficiencia vestidos con sus tanguitas amarillas con volados. Todas coincidieron que mas allá de la voluntad que ponían les faltaba adiestramiento y que esa calidad en su servicio solo podía darse cuando la relación era estable y ambas partes se conocían a fondo.

El menú consistía en una entrada liviana, un plato principal de pollo al champignon y un postre de cocktail de frutas además del café que las Dominas prefirieron tomar en el living. Mientras esto ocurría el esclavo/marido de la Señora cenaba solo en una mesa aparte aunque a la vista de las Damas quienes no dejaban de dedicarle miradas y acciones burlonas.

Vestido con malla de gala, collar con la chapita de su Ama y la cinta que lo identificaba como el de mejor actitud era servido por las esclavas presentes que habían recibido orden de sus Dueñas de dedicarse a esto. En una paradójica situación de honra y humillación al mismo tiempo, la Señora había dispuesto que su esclavo a prueba se postrara al costado de su socio lo que fue imitado por otras 2 de las Mujeres presentes que enviaron a sus sumisos al efecto.

Así el esclavo/marido de la Señora ceno solo, sin hablar ni levantar los ojos del plato, servido por esclavas y rodeado de 3 esclavos que se postraban ante el pero al mismo tiempo se sentía, y de hecho lo era, blanco de las burlas y humillaciones de las Dominas presentes.

El suplicio duro largo rato hasta que, al trasladarse su Ama al living, le fue indicado que la siguiera. Mientras tomaban el café y algún trago las Damas improvisaron una sesión en conjunto aprovechando las instalaciones del living y del salón de juegos contiguo.

En cuestión de algunos minutos el esclavo/marido de la Señora fue atado en la Cruz de San Andrés como presidiendo la acción que se hacia mas y mas intensa. La Señora recibió a sus pies a los 3 esclavos independientes que le habían sido asignados como premio mientras el cuarto quedaba a cargo de los servicios generales.

Así comenzó a usarlos para divertirse de mil formas entre los que incluyo face-sitting, penetración con aparatos y otras formas de humillación diversas que para ese momento eran parte de la rutina. Sin embargo ordeno a su esclava que solo se arrodillara en un rincón aunque bien a la vista de todas las Damas para que pudieran verla y así sentirse orgullosa de su joya y envío a su esclavo a prueba a dormir al garage ya que lo quería bien descansado a primera hora de la mañana algo que repitió con su part time algo mas tarde.

Para la 1 de la mañana las Damas no habían dejado uso y abuso de sus esclavos sin probar. Incluso varias de Ellas habían sentido los placeres del sexo oral brindado por sus siervos y el cansancio era generalizado aunque primaba en todas el deseo de ir mas allá de los limites pero sabían que las esperaban 7 días de desenfreno y placer extremo.

La Profesora pidió a la Señora revisar a su esclava algo que concedió y se regocijaba mientras su amiga pasaba las manos sobre el hermoso cuerpo de su sumisa haciéndola sentir orgullosa de haberle dado su collar. Por mas que no podía evitar excitarse, la chica se mantuvo inmóvil y con actitud sumisa aunque atenta a todo ya que sabia que había cosas que estaban reservadas solo a su Ama y solo a Ella debía sumisión absoluta aunque la Profesora sabia muy bien esto y solo se limito a revisarla tactilmente humillándola con su presencia y actitud de Domina pero sin pasarse de la raya.

La perversión de la Señora pudo mas y pidió a su esclava que lamiera los pies de la Profesora en señal de respeto y adoración mientras hacia que la chica agradeciera respetuosamente el hecho de haber sido revisada.

Mientras esto ocurría la joven y atractiva rubia que actuaba como Anfitriona anunciaba que en la mañana el desayuno estaría disponible para las Damas desde las 9:30 hasta las 11:00 y que a esa hora le entregaría la responsabilidad y tareas de Anfitriona a su sucesora.

Para entonces la Señora había enviado a descansar a su part time y a 2 de los independientes y decidió retirarse a su habitación. Antes de desatar a su esclavo/marido hizo que el independiente que aun estaba a su servicio se masturbara a los pies de aquel como homenaje pero especialmente como humillación publica. Al mismo tiempo ordeno a su esclava que estimulara manualmente a su esclavo/marido prohibiéndole llegar al final.

Al terminar su tarea mando los independientes al alojamiento y así se retiro a sus aposentos y al llegar se dejo adorar tanto por su esclavo/marido como por su esclava quienes se postraron a lamer sus pies aun dentro de esas sandalias con el entusiasmo que solo los verdaderos esclavos podrían tener.

Indico a sus esclava que la desvista y le ponga su camisón de raso rojo y luego de pasar por el baño se acostó indicando a su esclavo/marido que se retirara a dormir en el garage. Su esclava quedaría allí con Ella y dormiría, como había pasado muchas veces, en el piso al costado de la cama de su Dueña.

Pidió entonces a su sumisa un breve masaje en sus pies y poco después se dio vuelta y apoyo la cabeza sobre la almohada para caer dormida pocos segundos mas tarde. Mas que satisfecha estaba extasiada y sabia que lo que vendría seria mas intenso y placentero aun.

lunes, marzo 19, 2012

Shangri La- Parte 3

Una vez terminado el almuerzo la anfitriona expreso que en una hora se daría comienzo al plan de actividades de la tarde solicitando que los esclavos y esclavas estuvieran vestidos/as de gala aunque no dio mas detalles para mantener la expectativa y la sorpresa.

Los esclavos fueron enviados a comer. A tal efecto se preparaba la “pasta de esclavos” consistente en arroz partido ( del usado para perros) hervido hasta pasarse y espolvoreado con harina para hacerlo bien pastoso, algo así como un engrudo. Luego podía condimentarse con lo que la perversión y gusto de cada Ama decidiera.

Esta vieja creación de la Señora había cundido rápidamente entre sus amigas haciendo de este plato una inmundicia muy popular entre las Dominas que lo usaban extensivamente para humillar a sus esclavos.

En la parte posterior de la casa se había acondicionado una larga tabla apoyada sobre un par de pilas de ladrillos lo que la dejaba casi a nivel del piso donde se depositaba un tacho con el alimento para esclavos el que podía ser ingerido directamente con la boca, al estilo perro, una vez que el sumiso se arrodillaba. Así los esclavos eran humillados aun en un acto tan usual como comer.

Desde ya que el alimentar a los esclavos con esta sustancia no resultaba obligatorio y de hecho un par de Damas prefirieron que sus esclavos comieran sus sobras ya sea en el lugar o bien en ciertas condiciones que resultaban a veces tan humillantes que hubieran preferido la pasta de esclavos.

La Señora se acerco a la tabla y allí vio a sus esclavos postrados de rodillas frente a los tachos. Solo faltaba su part time quien aun seguía como lame pies y había lamido cada milímetro de sus pies aun mientras Ella almorzaba pero con una seña le indico que se uniera a los demás.

En una nueva muestra de la increíble creatividad y perversión que la caracterizaba la Señora ordeno a su esclavo/marido que “condimentara” su almuerzo para lo cual el sumiso se masturbo rápidamente descargando su ofrenda sobre el pastoso contenido de su tacho. La reacción de las otras Damas fue de tremenda excitación y superada la sorpresa inicial 2 de Ellas pidieron a sus sumisos que repitieran la acción mientras las otras no dejaban de felicitarla por la ocurrencia.

No tardaron los sumisos en comer la pasta de esclavos mientras las Amas se divertían viendo los esfuerzos que sus esclavos hacían por tragar semejante “manjar”. Incluso una de las Femdoms manifestó a su esclavo que lo castigaría severamente si no terminaba antes que ninguno su alimento lo que llevo al infeliz a hacer su tarea rápidamente para evitar fallar a su Dueña.

Ya terminada la función de divertimento las Amas se tomaron un descanso ya que la siguiente actividad organizada era algo mas tarde. Hacia calor y las Amas se dedicaron cada una a distintas actividades. Un par de Ellas se ubico en el jardín bajo los árboles y pidieron a sus esclavos algo fresco mientras se sentaban a conversar, otras se dirigieron al living y algunas a sus habitaciones.

Mientras tanto los esclavos independientes recogían las mesas y rápidamente se empeñaron en limpiar, lavar y acomodar todo según las indicaciones de la Anfitriona quien los supervisaba a la distancia mientras se recostaba en una reposera ubicada cerca de la pileta. El espectáculo que la atractiva rubia daba tomando sol en topless relajada mientras era adorada por su esclavo personal era algo simplemente superlativo.

La Señora decidió ir a su habitación en compañía de sus esclavos y allí se recostó en su cama mientras pedía a su esclavo part time que retomara su tarea de lame pies y a sus otros varones que se postraran cerca de su cama. Pidió a su sumisa que se parara en el extremo de la habitación dándole una vista maravillosa de una esclava sexy que haría lo que fuera por su Ama.

Dormito por unos 5 minutos y al abrir los ojos volvió a ver el espectáculo de su sumisa parada casi desnuda en el rincón. Vestida con su minúscula tanguita y su arnés en el pecho se destacaban especialmente sus pechos firmes y atractivos. También se excito, como normalmente lo hacia, al ver a 2 de sus sumisos postrados al costado de la cama sin atreverse a hacer el mas mínimo movimiento.

Indico a su part time que terminara de adorar sus pies y se levanto para integrarse al grupo que ya comenzaba a reunirse en el jardín para las actividades de la tarde pero una vez su perversión pudo mas y pidió a su esclava que le alcanzara el consolador “preparado” a lo que la chica respondió de inmediato.

El termino “preparado” implicaba que debía estar listo para su uso en los esclavos, para lo cual debía colocársele un preservativo, lubricarlo con un gel especial y alcanzarle al mismo tiempo un guante de látex a la Señora. Los esclavos sabían lo que significaba y con una mezcla de terror y resignación se persignaron a lo que vendría. Con perversa sonrisa miro a su esclavos varones y demoro algunos segundos en designar al que usaría para esa ocasión.

Todos habían pasado por esa situación, aun la sumisa, pero aun así no podían evitar sentir cierto escalofrío ante esa perspectiva. Por sus mentes pasaban todo tipo de pensamientos y sensaciones. Ninguno disfrutaba de la acción que su Ama tomaría pero al mismo tiempo sabían, y se sentían orgullosos, que soportarían lo insoportable solo por ver a su Ama satisfecha y asegurarle un rato de diversión.

La Señora sabia muy bien lo que había dentro de las cabezas de cada uno de sus esclavos. No había secretos para Ella y justamente lo que los hacia diferentes y verdaderas pertenecias suyas era que podía leer sus mentes como un libro abierto.

Los miro, los toco a cada uno con ese toque que una persona usa para reconocer sus propiedades y cuando estaba por llegar el temido momento en que designaría a uno de sus esclavos se limito a indicarles que salieran al jardín ya que había decidido hacer lo que planeaba hacer frente a las otras Amas. Así seria mas divertido. Una vez mas salía a la luz que antes que Domina era Mujer.

Los esclavos salieron rápidamente y se dirigieron al jardín donde se postraron frente a una reposera. La Señora camino placidamente seguida por su esclava quien llevaba en sus manos los elementos para la sesión que su Ama llevaría a cabo.

Ya en el jardín se ubico en la reposera ante la atonita mirada de la Anfitriona quien estaba a un par de metros de Ella y quien comprendió lo que vendría solo con dar un vistazo a la esclava de la Señora.

Excitada y aun en topless, la joven se acerco y se dispuso a disfrutar del espectáculo mientras una tercera Ama miraba desde otra reposera a una distancia algo mayor. En pocos instantes varias Damas estaban reunidas en semicírculo mientras, como solía pasar, la perversión de la Señora acaparaba las miradas de todas.

Con una simple palabra designo a su esclavo a prueba para la sesión y el sumiso automáticamente se bajo la malla y se puso en la posición adecuada consistente en ponerse de rodillas con el trasero levantado y la cabeza apoyada en el piso.

Lo que siguió fue sencillamente extremo. La Señora penetro sin piedad a su sumiso que hacia los esfuerzos del caso para evitar gritar o siquiera moverse mientras las Damas se excitaban y gritaban en una mezcla de placer y movilización en general.

Al cabo de solo algunos minutos varias de las Amas imitaban a la Señora quien jugaba con el consolador insertado en el ano de su esclavo. La mas excitada parecía ser la anfitriona quien pidió a la Señora que la dejara jugar con el esclavo a prueba y le ofrecía su propio sumiso para continuar la escena de abuso y mas abuso de cada sumiso.

La escena en si se extendió por mas de 1 hora. Era como si el goce derivado de la perversión de Una empujara a Otra y así se iban realimentando las 8 Damas que pronto estuvieron involucradas en una actividad que no estaba prevista pero que fue rápidamente aceptada por Todas para divertirse y disfrutar de ser Dominas.

De hecho una de las Damas decidió hacer un masaje prostático a su esclavo quien al cabo de algunos instantes no pudo evitar que su Ama le extrajera semen aunque sin llegar al orgasmo, algo que justamente era lo buscado por la perversa Domina.

Otra Ama ordeno a su sumiso que se masturbara en el lugar frente a todas las Amas orden que fue imitada por otra Ama quien se lo pidió a su sumisa. La Señora pidió a su esclavo a prueba una ofrenda pero muerta de risa frustro la acción poco antes que el sumiso llegara al punto justo en abierta demostración de abuso de poder y que estaba dispuesta a hacer lo que se le viniera en gana aun con un esclavo desesperado.

Los esclavos quedaron extenuados por el juego y las Amas, satisfechas por el momento en cuanto a sus bajos instintos, se dispusieron a dirigirse hacia el fondo, donde se había dispuesto de un gazebo con cómodas sillas y una tarima bien alta para el espectáculo que vendría acto seguido.

Las Damas se fueron sentando en las sillas mientras 2 de los esclavos independientes accionaban sendos abanicos de gran tamaño para apantallar a las Dominas lo que resultaba en si una escena muy movilizadora aun para ese grupo de Mujeres que venia de una orgia de excitación y desenfreno.

Resultaba mas que evidente que las primeras acciones en conjunto eran prometedoras de una semana de acción superlativa y que la perversión de cada Ama podría disparar de manera imprevista e instantánea una escena de desenfreno y locura demostrando una vez mas que la espontaneidad era capaz de lograr lo que fuera en el contexto adecuado aunque todas las Dominas coincidían en que tener un plan indicativo ayudaba a fomentar la creatividad.

La Anfitriona se dispuso a dar comienzo a la nueva actividad. Se había puesto un cortísimo solero semitransparente de color blanco y su presencia resultaba por lo menos muy sexy haciendo que las otras Damas sintieran cierta “cosa” al verla.

Solo la Señora, quien vestía una infartante salida de baño roja con una bikini blanca debajo combinadas con sandalias de taco medio tenia posibilidad de eclipsar a la joven en cuanto a presencia física aunque la actitud de las Damas en general hacia que el ambiente estuviera cargado de sensualidad y erotismo constante.

Parada en la tarima anuncio que los esclavos harían un desfile en el cual caminarían por una pasarela y finalmente se detendrían en la tarima para que las Damas presentes pudieran verlos y hacer una evaluación sobre su actitud, aspecto y adiestramiento.

Los esclavos desfilarían vestidos según las indicaciones de sus Amas pero se les pediría que quedaran desnudos en el acto final en el cual además deberían decir en voz bien alta su nombre, a quien pertenecían y cual era su expectativa para esos días en el Resort Femdom.

Al termino del desfile cada una de las Mujeres presentes debería emitir un voto para elegir al que considerara el esclavo con mejor actitud teniendo en cuenta las cualidades ya descriptas y calificándolos del 1 al 10. Ese voto seria secreto y la Dueña del esclavo que obtuviera la mejor calificación recibiría un premio sorpresa además de 100 Fems que era una unidad monetaria interna que usaban las Femdoms en sus reuniones u otras actividades grupales.

Las Damas estaban expectantes mientras los esclavos se disponían a desfilar y presentarse formalmente. Era muy importante que lo hicieran mostrando la actitud y la prestancia correctas ya que habían sido informados del premio que sus Amas podrían recibir y harían lo posible por no defraudarlas.

La anfitriona había pedido a las Amas que disponían de mas de 1 esclavo que les prestaran un ejemplar cada una para colaborar con el servicio mientras los esclavos independientes desfilaban para lo cual la Señora había designado a su esclava quien junto a la otra esclava serian las ultimas en presentarse.

Mientras tanto 2 esclavos independientes continuaban accionando los enormes abanicos dando idea de una escena propia de película de Cleopatra, los otros 2 se dispusieron a desfilar al comienzo para así poder intercambiar lugares asegurando que las Dominas siempre tuvieran aire fresco.

El primero en presentarse fue entonces un esclavo independiente. Era alto, de cuerpo mas vale estilizado aunque pese a que estaba promediando sus 30 se notaba alguna pancita. Vestía una tanguita con volados y un collar de cuerina y desfilo por la pasarela sin mayor resquemor para arrodillarse en la tarima donde se bajo la tanguita mostrando abiertamente sus genitales depilados para decir a las Damas su nick y su función como esclavo independiente.

Su actitud no era mala aunque era mas que claro que debía mejorar. Solía mirar directamente a las Amas, su forma de hablar reflejaba mucha excitación y le costaba evitar las erecciones que, de no ser autorizadas por las Mujeres presentes podrían resultar molestas y de hecho se tomaban como una falta de adiestramiento. Tal vez lo mas importante que tenia a su favor era que había trabajado varios años en un restaurant lo que lo había convertido en un experto chef, conocimientos que ahora ponía al servicio de las Dominas del grupo.

Casi de inmediato paso el otro esclavo independiente y uno a uno todos fueron desfilando mostrando sus cualidades y entrenamiento. Todas las Damas coincidían en que lo importante en estos casos es la actitud. Un buen esclavo siempre se muestra como tal, mira al piso o baja la vista en presencia de una Dama, jamás habla sin autorización, debe evitar mostrarse excitado controlando las erecciones salvo que se lo autorice, y debe asumir en todo momento su inferioridad ante las Mujeres en general y en especial su Ama expresándolo con su lenguaje corporal.

Es que la máxima señal de un buen adiestramiento es cuando el orgullo de pertenecerle a su Ama se transmite a quien sepa verlo pero no interfiere con la verdadera actitud esperada para un sumiso.

Ese era justamente el caso de los sumisos de la Señora. Ella había dispuesto que el primero fuera su esclavo/marido quien desfilo vistiendo una malla enteriza amarilla, muy cavada que hacia que debiera esforzarse por mantener dentro sus genitales.

Su actitud reflejaba su excelente adiestramiento, mostraba una actitud sumisa y respetuosa hacia todas las Mujeres allí presentes aunque para nada aparecía como exagerado, aparatoso o actuado sino que resultaba evidente que se trataba de una actitud autentica, propia y que actuaba movilizado por su deseo de hacer sentir a su Ama orgullosa de tenerlo.

El siguiente esclavo en aparecer fue el part time de la Señora quien vestía malla negra también muy cavada con breteles cruzados en la espalda que combinaba elegantemente con su collar. Como su socio en el servicio se mostraba natural aunque muy ceremonioso y dejaba traslucir un particular orgullo por estar allí frente a las amigas de su Ama aunque nunca dejaba de mostrarse como lo que era: una propiedad de la Señora. No tardo en presentarse el esclavo a prueba quien lo hizo vistiendo una malla blanca y a tono con los otros sumisos de la Señora.

Poco a poco fueron pasando todos los esclavos hasta que llego el turno de las sumisas. Las Damas estaban excitadísimas y la presencia de estos 2 excelentes ejemplares hembras no hacia sino llevar esa excitación al extremo.

Primero desfilo una esclava que pertenecía a una joven y experimentada Ama cercana en cuanto a filosofía y afinidad a la Señora. Se trataba de una muchacha con amplia experiencia, capaz de hacer lo que fuera por su Ama quien la tenia a su servicio en situación 24/7 desde hacia varios años.

Se veía que su adiestramiento era de primerísimo nivel y en cada acción dejaba traslucir una entrega a su Dueña que solo era comparable con las mejores esclavas que uno pudiera imaginar. Vestía un corset ajustado que apretaba e insinuaba unos grandes y atractivos pechos y su pelo estaba atado con un rodete. Su único objetivo era servir a su Ama y así vivía cada uno de los momentos de su vida.

La Señora había tenido esta esclava a su servicio para juegos o a préstamo en alguna oportunidad y había comprobado de primera mano la calidad y complejidad del adiestramiento que esta sumisa tenia.

Su paso fue muy aplaudido por las presentes aunque la frutilla del postre vendría a continuación cuando la esclava de la Señora hizo su presentación luciendo su arnés de cuero en el torso combinado con una micro tanga negra del mismo material.

La actitud de la chica era sencillamente maravillosa. Su forma de caminar mostraba claramente su condición de sumisa pero al mismo tiempo emitía orgullo por serlo. El collar movía la chapita con las iniciales de su Ama de una forma que solo una esclava entregada en cuerpo y alma podría lograr, su cuerpo resultaba sexy aunque para nada opacaba a las Mujeres libres allí presentes y era claro que lo que quería era mostrarse así para goce de su Ama y no como actitud femenina en si. Su presencia, coronada por un largo pelo suelto, era un cuidado equilibrio entre sex appeal y sumisión que movilizaba a las Femdoms aun cuando la mayoría de Ellas eran 100 % heterosexuales.

Camino lentamente hasta la tarima y suavemente se arrodillo frente al auditorio de Dominas, se bajo la tanguita y se presento dando su nick, y manifestando lo obvio, que su función era hacer la vida de la Señora fácil y placentera. El indisimulable acento francés en su discurso le daba un toque único y hasta irresistible que invitaba a tomarla allí mismo.

Fue algo así como una explosión de admiración y aplausos entre las Damas que no dejaban de ver en la sumisa el trabajo y la magnificencia de su propietaria quien disfrutaba del espectáculo de ver a su preciada esclava en el centro de la atención, admiración y envidia de su colegas.

Pasadas todas las presentaciones y la Anfitriona anuncio que las Señoras deberían poner en una canasta cerrada un papel con el nombre del esclavo que a su juicio, fuera el mejor adiestrado y con la mejor presencia y actitud. Recalco la chica que estaban excluidas las esclavas por tratarse de una competencia de ejemplares masculinos.

Mientras las Damas escribían los papeles los esclavos independientes servían bebidas frescas y los esclavos se iban acomodando cerca de sus Amas. La Señora no perdió oportunidad para lucir una vez mas a su esclava y la hizo postrar a adorar sus pies mientras la otra sumisa hacia lo propio con su Ama quien estaba sentada al lado de la Señora.

Ambas Amas, especialmente vestidas y atraviadas para la ocasión, conversando animadamente y siendo al mismo tiempo adoradas por sus esclavas daban un espectáculo imponente y de alto contenido erótico mas aun cuando habían indicado a su esclavos varones que las apantallaran o permanecieran detrás de Ellas en abierta ostentación de poder.

Algunos instantes mas tarde la anfitriona volvió a la tarima para anunciar al ganador. Antes de hacerlo la chica anuncio que la Dueña del ganador recibiría como premio la posibilidad de usar a 3 de los esclavos independientes luego que finalizaran las actividades del día y además (siempre que su Dueña lo autorizara) el sumiso llevaría por todo el día siguiente una cinta roja en su cuello y que todos los otros esclavos deberían inclinar su cabeza al verlo con la cinta como señal de reconocimiento.

Por otra parte esa noche el ganador seria invitado a cenar lo mismo que las Dominas aunque siempre en su rol de esclavo en una mesa aparte servida por los esclavos.

Las Damas estaban algo nerviosas y por cierto muy excitadas. Los esclavos las atendían y trataban de satisfacer los pedidos y caprichos de sus Amas mientras esperaban la lectura del ganador. El hecho de que tanto la esclava de la Señora como la de la otra Domina estuvieran adorando a sus Dueñas hacia que todas las presentes activaran su perversión y pidieran a sus sumisos todo tipo de acciones.

Así, una de Ellas pidió a su sumiso que asumiera el papel de gato y mientras maullaba con fuerza le aplicaba golpecitos con su flogger, otra hacia masturbar a su esclavo dándole su ofrenda para luego tragársela y varias hacían que lamieran sus pies entre otras ocurrencias.

Había varios candidatos a llevarse el premio entre los que estaban todos los sumisos de la Señora pero también otros esclavos habían hecho excelentes performances. Así se llego al instante tan esperado y la Anfitriona leyó el nick del esclavo marido de la Señora.

En ese momento la Señora indico a su esclavo marido que se arrodillara frente a Ella y le acaricio la cabeza cariñosamente felicitándolo aunque aclarándole que no esperaba menos.Siguiendo a su Ama el esclavo marido camino hacia la tarima y allí la Anfitriona entrego la cinta a su propietaria para que esta se lo coloque en una ceremoniosa acción que excito a las presentes aun mas.

En esa circunstancia la Señora pidió a sus esclavos que subieran a la tarima y se postraran ante Ella para luego indicarles que hicieran con su cabeza una reverencia a su socio quien era acreedor al premio al esclavo con mejor actitud.

Fue entonces que, mientras el part time, el esclavo a prueba y la esclava de la Señora cumplían con el ritual el esclavo/marido recibió orden de masturbarse por su Ama algo que el agraciado sumiso cumplimento rápidamente aun cuando era la tercera ofrenda que entregaba a su Dueña en aquel día.

Lo que se mostraba en el escenario excitaba a las Damas presentes a un nivel superlativo. Si bien el esclavo/marido recibía el reconocimiento y de alguna manera un homenaje de sus compañeros y socios en esclavitud, su Ama y Señora lo humillaba haciendo que derrame su tesoro en presencia de las otras Damas presentes y de los mismos esclavos que lo homenajeaban!!

A estas alturas la tensión sexual reinante era máxima y las Damas comenzaron a liberarse de distintas formas. Una de Ellas envío a su sumiso a reverenciar al esclavo/marido de la Señora lo que fue seguido por otras hasta que una Ama pidió a su esclava que adorara el pene del homenajeado durante unos instantes. Para asegurar que el esclavo continuara humillado la Señora le ordeno que le felicitara a la sumisa acceso a su pene pero debió permanecer de rodillas postrado ante su Ama.

Poco después la ceremonia había terminado pero la excitación de las Damas había convertido la escena en un desparramo de perversión con esclavos sometidos a todo tipo de circunstancias que indefectiblemente incluían humillación y servilismo en grado extremo así como distintas cuotas de dolor según el caso.

A todo esto la Señora había dispuesto que su esclavo/marido se ubicara de rodillas en la tarima como fuera de la escena en si aunque visible desde todos lados como señal que era quien había merecido el honor de ser considerado el esclavo con mejor actitud.

Luego de un largo rato en que las Dominas se hartaron de usar y abusar de sus esclavos y los independientes se desvivían por atender los requerimientos de bebida y alguna colación a las Amas, estas decidieron retirarse para prepararse para la cena.

La anfitriona anuncio que en poco mas de 1 hora se serviría la cena en el porche exterior dado que la noche era calida e invitaba a hacerlo al aire libre. Dispuso de inmediato que los esclavos independientes se abocaran a preparar la cena y todo lo necesario y Ella misma se retiro del lugar seguida por su esclavo quien mostraba signos de haber recibido un fuerte castigo por no haber ganado el premio en juego.

La Señora por su parte se retiro a sus aposentos para tomar un relax e indico a su esclavo/marido que fuera a prepararse para lucir impecable en la cena en la cual tendría el honor de ser invitado. Ya en la habitación el esclavo a prueba se postro a los pies de su Ama en señal de bienvenida y la Señora indico a su esclava que prepara un baño en el jacuzzi mientras Ella era asistida por el esclavo part time que la desvestía.

Pocos minutos mas tarde la Señora disfrutaba relajada en el jacuzzi mientras su esclava la enjabonaba y sus esclavos varones estaban postrados ante Ella sin atreverse al mas mínimo movimiento. En un momento la perversión infinita de la Domina salio a la luz sobre el cansancio del cual se recuperaba y ordeno a su esclavo part time que le diera placer oral mientras permanecía dentro de la tina con el hidromasaje en marcha.

El esclavo comenzó su tarea aunque no le resultaba en absoluto sencillo ya que no solo debía contener la respiración sino que además debía luchar contra las corrientes de agua que el hidro generaba pero se las arreglo para llevar a su Ama al clímax al cabo de unos minutos.

Mientras tanto la esclava se dedicaba a darle masajes en sus hombros y espalda y el esclavo a prueba se masturbaba con absoluta prohibición de su Ama de acabar lo que lo llevaba al borde de la locura aunque sabia que de no cumplir el deseo de su Ama seria castigado o peor aun, la vería insatisfecha con su servicio.

Así pasaban los minutos hasta que la Señora, extasiada de placer sexual decidió salir y vestirse para la cena. El esclavo part time la asistió alcanzándole una toalla y la esclava salto rápidamente hacia el vestidor para alistar el maquillaje y mostrar a su Ama la ropa que había seleccionado para la ocasión.

También el esclavo a prueba, frustrado al extremo y rogando interiormente por una descarga que su Ama y Señora seguía negándole, fue remitido a darse una ducha bien fria y a arreglarse para la cena mientras el esclavo/marido retomaba su posición a los pies de su Ama vestido con su malla de gala y luciendo el collar con la chapa de su Dueña así como la cinta roja que lo identificaba como ganador de la prueba de la tarde.

Desnuda, sentada sobre la espalda del part time y asistida por su hermosa esclava la Señora se maquillaba en una escena que no por rutinaria dejaba de ser terriblemente excitante para Ella. No había terminado de hacerlo cuando un nuevo orgasmo invadió el cuerpo de la Señora que disfrutaba mucho de masturbarse rozando sus genitales contra la espalda del esclavo de turno.

Ya casi lista, y asistida por sus esclavos, se vistió con un vestido negro strapless, ajustado y muy corto combinado con altas sandalias lace up y se dispuso a ir al lugar de la cena para un nuevo capitulo de lo que había sido un día excitante y activo al extremo y que por cierto aun prometía mas.

Con una señal indico tanto a su esclava como al part time que fueran a arreglarse para servirla en la cena y se sentó cómodamente en una alta silla cercana a una mesa con su esclavo marido a sus pies.

Por un instante pensó en el largo camino que había recorrido desde que se había casado muchos años atrás hasta en lo que se había convertido y concluyo una vez mas que todo había valido la pena ya que a esa altura no concebía otra forma de vivir que no fuera la Femdom

continuara....

lunes, marzo 12, 2012

Shangri La-Parte 2

Shangri- La Parte 2

La idea de vivir algo así había surgido tiempo atrás cuando en algunas reuniones con amigas se lo habían propuesto. Leer sobre lugares en Europa o en USA donde las Mujeres eran Reinas absolutas, imaginar días enteros de Femdom a cada instante, verse ilimitadas en su accionar aun en espacios abiertos y sin los apuros de la vida diaria era para las Damas del grupo que solía frecuentar la Señora algo sencillamente maravilloso.

Todas tenían y disfrutaban de algún sumiso, varias tenían mas de uno e incluso disponían de sumisas pero lo cierto es que sentían que merecían pasar unos días a solas, lejos del mundo y disfrutando de sus esclavos a pleno sumergidas en un ambiente realmente Femdom.

Así fue como una de ellas se encargo de alquilar un casco de estancia en un lugar del campo aislado y de difícil acceso, con una casa con las comodidades del caso y por sobre todo con la privacidad necesaria para dar rienda suelta a la perversión de cada una sabiendo desde el vamos que la diversión y goce del conjunto seria mucho mas que la suma de las partes.

Finalmente, luego de largas reuniones las 8 Damas se pusieron de acuerdo en planificar esta semana que comenzaría un Sábado en la mañana y terminaría en la mañana del Domingo siguiente asegurando 8 días de completo relax y sobre todo de Femdom desenfrenado.

Cada una de las Damas asumiría, un día cada una, la responsabilidad de coordinar y supervisar los servicios generales de la propiedad, tales como las comidas, el mantenimiento del jardín, las actividades grupales que se les fuera ocurriendo y todo lo relacionado con el espacio en común. En una palabra actuarían como Anfitrionas.

Cada Domina llevaría la cantidad de esclavos o esclavas que deseara los que solo obedecerían y estarían disponibles para sus dueñas o quienes Ellas designen y además habría 4 esclavos “independientes” que se usarían para las tareas comunes los que se pondrían a disposición de la Encargada del día siendo supervisados y, de ser necesario corregidos y castigados, por Ella aunque estarían disponibles para otros usos fuera de las actividades de servicios generales si la Anfitriona así lo disponía.

Como regla universal se estableció que cada Dama seria única y completamente responsable por el comportamiento de sus esclavos y todo lo que pasara o dejara de pasar seria aceptado voluntariamente tanto por las Dominas como por los esclavos. En el caso de estos últimos tendrían en todo momento la posibilidad de retirarse del lugar aunque esto se interpretaría claramente como una resignación que no tendría retorno.

No habría mas limites que los lógicos derivados de la necesaria privacidad y los cuidados elementales de las personas involucradas y las Femdoms tendrían libertad para divertirse usando y abusando de sus esclavos según les diera la gana siempre de acuerdo con esta obvia regla.

Como en las frecuentes reuniones del grupo, regia la regla que los esclavos deberían tratar a las Damas con el mayor respeto y la consideración adecuadas evitando mirarlas, hablando solo si les hablaban primero, tratándolas en todo momento de “Usted” y dirigiéndose a ellas como “Señora”

Tampoco había normas explicitas para la vestimenta ya sea de las Dominas o de su esclavos pero desde siempre había quedado implícitamente establecido que cada una debería asegurarse que tanto Amas como esclavos lucieran en todo momento de manera que quedara claramente establecido a un simple golpe de vista la condición de libertad o esclavitud de cada uno.

No había en el grupo limitaciones explicitas a la actividad sexual aunque era uso y costumbre respetar las reglas del buen gusto y del sexo seguro. De hecho resultaba poco frecuente que las Damas se involucraran en acción sexual abiertamente en publico aunque en algunas situaciones, y siempre dentro de un contexto adecuado, no dejaban placer sin explorar.

Dado el elevado valor ritual que esta practica tenia para la mayoría de Ellas, era mas que frecuente que las Damas hicieran masturbar a su esclavos en situaciones de exposición publica y en las condiciones mas humillantes que pudieran ocurrírseles. Las lluvias, eso solían limitarse a la practica privada aun cuando no estaban prohibidas.

Dentro de este grupo, la Señora era por lejos la mas activa, la mas perversa y la mas experimentada y sabia que una vez mas su actitud marcaría el camino en estas jornadas que estaba segura serian muy intensas.

Dispuesta a llevar una vez mas a sus esclavos al limite de lo posible había pensado en mil formas de hacer que revalidaran sus puestos en su pirámide aunque en realidad sabia que, como siempre, lo mejor surgiría espontáneamente.

Sin embargo, dado que también seria responsabilidad de cada Dama organizar tareas y eventos en los días en los que le tocara actuar de anfitriona, dejo que su perversión la llevara a idear modos de asegurar diversión continua y abundante para todas las Dominas presentes.

Estaba la Señora sumergida en estos pensamientos cuando casi imperceptiblemente la alta puerta de hierro se abrió y una voz desde una especie de portero eléctrico le indico en un tono muy respetuoso que podían entrar.

Ante la indicación de su Ama el esclavo chofer hizo avanzar el auto y seguido por el otro entraron lentamente. No fue necesario indicarles a sus conductores que debían avanzar por la avenida de eucaliptus hasta llegar a una casa situada unos 300 metros mas adelante.

En el camino la Señora fue preguntando a cada uno de sus esclavos sobre las reglas establecidas y todos le fueron respondiendo con seguridad las mismas dando clara muestra de entrega y sometimiento en cada caso. Sonrío satisfecha, podía estar segura que ninguno de su esclavos la haría pasar papelones en este encuentro.

Finalmente llegaron a las proximidades de la casa y ambos vehículos detuvieron su marcha en el obvio lugar de estacionamiento mientras la situación se tornaba mas relajada y uno a uno los esclavos se apresuraban a abrir la puerta del auto a su Ama permitiendo que Ella bajara mientras el resto se postraba en fila cerca del lugar por donde la Señora pasaría.

La esclava de la Señora, al verse desnuda en un lugar abierto en presencia de tanta gente, y pese a su adiestramiento, tuvo una reacción casi instintiva de taparse su zona genital y sus pechos con sus manos aunque casi instantáneamente reacciono y se postro en la misma fila que sus socios sin cubrirse.

Esto provoco la reacción de la Señora quien sonrío pensando en lo bien que la chica había progresado en su adiestramiento aunque confirmo que una esclava nunca se acostumbra a las humillaciones por mas que las hubiera pasado mil veces lo que se excito aun mas pensando en las situaciones que iría inventando en estos días alejada del mundo sumergida en la Femdom.

Fue así como una joven Dama muy atractiva vistiendo una minúscula bikini con un pareo negro y transpirando perversión se acerco a dar la bienvenida a la Señora. La chica estaba acompañada por un joven esclavo alto y bien parecido que, completamente desnudo y depilado, no tardo en postrarse inmediatamente detrás de su dueña.

Esta Dama era la que le había tocado en suerte el ser Encargada el primer día lo que implicaba llegar antes que el resto y comenzar a organizar todo para el arribo de las otras Dominas al tiempo que haría las veces de anfitriona. Esto era muy conveniente considerando la experiencia que previamente había adquirido en organizar otros eventos BDSM para el grupo.

Ambas Dominas se saludaron afectuosamente y se aprestaron a recibir el saludo y adoración de los esclavos. El sumiso de la anfitriona rápidamente beso los pies de la Señora saludándola en voz bien alta con un “ Bienvenida Señora” aunque mostrando la mayor sumisión y respeto. Por su parte los esclavos propios de la Señora no dudaron en saludar de la misma forma a la otra Dama besando uno por uno respetuosamente los pies de aquella.

Ya terminado el ritual, el esclavo/marido fue designado para acompañar a su Ama y el resto procedía a bajar el equipaje procediendo a acomodar sus efectos personales en la habitación asignada que tenia su nombre y las letras de su collar en la puerta. No tardaron en arreglar la habitación para la llegada de su Dueña cuidando cada detalle y asegurándose que todo quedara al gusto y preferencia de la Señora.

Mientras tanto Ella caminaba junto a la anfitriona por el lugar observando las características. Lo primero que vieron fue la casa, ubicada en el centro de una arboleda bien frondosa en la que había plantas de distintas especies lo que daba al lugar no solo el aspecto de casco de estancia lujoso sino especialmente un ambiente apacible y reservado.

La construcción era baja, toda en una sola planta, y se veía desde afuera que era de enormes dimensiones y dotada de todas las comodidades por mas que su terminación y aspecto exterior era muy sencillo.

Un enorme porche antecedía a la entrada principal y desde allí se alojaba a un living de proporciones descomunales, a lo que seguía una cocina acorde y un baño ubicado en el acceso a un hall que daba a las habitaciones.

Desde allí se llegaba a un largo y ancho pasillo al que confluían un total de 10 suites, todas ellas idénticas y prolijamente decoradas, con todas las comodidades que permitían asegurar una estadía placida y a la medida de una Diosa. Cada habitación tenia además de elementos tales como TV, teléfono y aire acondicionado una cama king size vestida con sabanas de raso, almohadas de plumas y cubrecamas de seda natural, alfombras mullidas y al tono con el resto de la pintura de las paredes, baños con delicados instrumentos y un enorme jacuzzi que permitía que cada Dama se relajara como merecía y al que por cierto la Señora estaba acostumbrada.

De hecho cuando recorrieron las habitaciones la Señora pudo ver que su deseo que las sabanas fueran rojas al igual que las toallas y el resto de la ropa de servicio había sido cumplido por lo que felicito al esclavo “independiente” que servia la habitación.

El resto de la casa era basicamente sencillo pero adecuado a las comodidades del caso, un play room mas al fondo disponía de una mesa de pool, una de tenis de mesa y un sector especialmente preparado adecuado para la ocasión en las que una cruz, cepo, jaulas de distintas medidas y otros elementos afines estaban a disposición de quien deseara usarlas.

Había desde el pasillo una puerta lateral que daba acceso a un patio y desde allí a un enorme y muy bien cuidado jardín y al sector de la pileta donde había además un jacuzzi de uso común. Desde las ventanas se veían reposeras y sillas dispuestas en torno a la piscina para el placer de las Damas. Mas al fondo dentro del parque se observaba un quincho en el que una enorme mesa se destacaba entre la prolija decoración.

También había un galpón en el que se guardaban elementos de mantenimiento de jardín y había sido acomodado para servir de garage para los autos en los que las Señoras irían llegando.

El garage, sin embargo, había sido adaptado como alojamiento de esclavos los que allí tendrían designado un pequeño locker para guardar los elementos personales y dormirían en el piso sobre unas mantas que también se les asignarían al efecto aunque nada impediría que los esclavos durmieran donde su dueña lo decidiera incluyendo a gusto de cada Una alguna de las jaulas de la sala BDSM.

Se había armado una instalación inalámbrica de timbres que repetían los llamados de los pulsadores instalados en las habitaciones de las Damas de modo que estas pudieran llamar a sus esclavos durante la noche si estaban alojados en el garage.

Como instalaciones sanitarias habían preparado un lugar mas al fondo en el cual unos matorrales daban cierta privacidad para las necesidades fisiológicas de cada esclavo mientras que para ducharse se había dispuesto una canilla en el exterior del garage en la cual se coloco una manguera que venia de un tanque de agua colgada de un soporte alto que hacia las veces de lluvia.

Desde luego, solo habría agua fría para los esclavos. Para afeitarse y para aseo personal un par de piletas permitirían darle a los esclavos lo indispensable lo que además podría usarse también para la depilación si resultaba necesario. Para las esclavas se había preparado un arreglo similar ubicado unos 20 metros mas hacia el alambrado lateral

Luego de una recorrida por el lugar en compañía de la anfitriona, la Señora se sintió excitada, además de todo lo que estaba físicamente preparado para una estadía de locura, en la que la Femdom seria la invitada de lujo, vio como los esclavos independientes trabajaban profusamente en acondicionar el jardín, la pileta y los interiores sin contar los trabajos para alistar la recepción que implicaría la inauguración de lo que vivirían. Verlos desnudos y transpirados mientras trabajaban duramente era algo que resultaba muy motivador tanto para la Señora como para cualquier Mujer que observara el espectáculo.

Mientras tanto, los esclavos de la Señora acomodaban y alistaban la habitación donde Ella reinaría por 8 días y donde sus instintos se verían sueltos como pocas veces antes. La anfitriona le indico que en un par de horas, cuando todas hubieran arribado, se llevaría a cabo la recepción oficial con un brindis y luego largarían la maratón Femdom que implicaba el estar allí y por la cual tanto habían esperado y trabajado.

La Señora se dirigió entonces a la habitación y allí indico a su esclavos que se postraran frente a Ella para así ajustarles el collar que jamás deberían quitarse mientras permanecieran en el Resort. No dejo de recordarle al part time que aun estaba a prueba que tendría su chapa cuando Ella decidiera que lo merecía y que debería trabajar mas y mas duro a tal efecto y ajusto en su cuello el cordón de caucho como muestra de que aun estaba a prueba y que debería ganar el derecho a servirla.

Allí estaban los tres varones y la hembra, postrados frente a su Ama en actitud sumisa y de adoración al mismo tiempo. Por sus mentes pasaba de todo, pero reinaba la veneración a su Dueña y el hecho de ver hecha realidad la mas maravillosa fantasía jamás imaginada.

Excitada cada instante mas, la Señora pidió a sus esclavos que se quitaran las mallas y así pudo verlos desnudos, en fila junto a su esclava. Primero estaba su esclavo/marido, de rodillas, con la cabeza gacha, mirando al piso sin atreverse a nada y esforzándose infructuosamente por evitar una erección no autorizada que podría ser considerada por su Ama una causa de castigo.

Junto a el su part time lucia feliz y orgulloso su collar aunque su vista estaba clavada en el piso y dejaba ver la depilación de la zona genital, algo que aunque ya lo tenia al ponerse al servicio de la Señora era de alguna manera un símbolo de su entrega y fuente de cierta satisfacción ya que varias Amas habían mostrado admiración y hasta envidia por esto.

Le seguía su esclavo a prueba y a lo ultimo de la fila la hermosa esclava que con su escultural y armonioso cuerpo daba un toque de belleza distintivo al grupo de sumisos. Todos estaban completamente desnudos destacándose también la depilación total de la sumisa que invitaba a una inspección manual a cada centimetro de su piel.

La Señora reviso con sus manos el cuerpo de cada uno de sus sumisos y termino con una exploración de los pechos de su joya que la llevaron a un punto de excitación muy alto aun para Ella.

Ya cumplido el ritual, pidió a su esclavo/marido y a su part time una ofrenda, haciéndole ver con su perversa mirada a su esclavo a prueba que le negaría esa posibilidad mientras este se desesperaba viendo a sus socios descargarse rápidamente por su Ama.

Cargada de perversión, la Señora se desparramo en un sillón y mientras observaba a sus esclavos aun empeñados en la tarea requería a su esclava sexo oral por segunda vez en el día lo que disfruto de forma superlativa por largos minutos.

Luego, decidió darse una ducha asistida por su esclavo a prueba mientras la esclava se masturbaba por su Ama arrodillada a sus pies y sus otros esclavos se postraban a la salida del baño.

Esta escena volvió a excitar a la Señora quien decidió relajarse con masajes dados por su esclavo part time pero excitada al máximo cambio sobre la marcha el plan y tomo alternativamente a los otros dos quienes le dieron placer por un largo rato para luego, ya mas relajada, cambiarse adecuadamente para la ocasión no sin antes darse una segunda ducha.

Saliendo del baño vio sobre la cama la ropa que su esclava había seleccionado para la ocasión y que la sumisa la esperaba arrodillada cerca de su cama. Fue entonces que su perversión la llevo a un nuevo escenario e indico a todos sus esclavos que rápidamente fueran al parque.

La esclava le puso una bata de baño blanca como único atuendo y Ella misma salio hacia el fondo pidiendo a su esclavo part time que conectara una manguera a una canilla para después mandar ubicarse en fila a los tres varones quienes así recibieron chorros de agua desde la manguera hábilmente manejada por la Señora.

Luego de algunos minutos los esclavos se postraron a los pies de su Ama quien les indico que fueran a arreglarse para la presentación. Debían llevar malla de gala en el caso de los varones y la esclava estar desnuda usando solo un arnés de cuero negro. Todos llevarían sus collares aunque en el caso del esclavo a prueba no llevaría la chapita.

La Señora se retiro a su habitación seguida por su esclava quien se encargaría de atenderla en las primeras acciones hasta la llegada de sus socios lo que ocurrió unos minutos mas tarde.

Al llegar a la habitación de la Señora los esclavos se postraron frente a la cama donde su Ama reposaba extasiada recibiendo masajes de su esclava. Como ignorando el increíble espectáculo que mostraba a los enloquecidos esclavos, la Señora se limito a indicar a su part time y a su esclavo a prueba que la vistieran con las ropas que estaban sobre una silla y a su esclavo marido que se postrara al costado de la cama.

La esclava recibió instrucciones de ir a alistarse para lo que vendría. Antes de irse le indico que, contrariamente a lo usual, no se peinara con el rodete que solía usar sino que dejara su largo pelo castaño suelto ya que así haría su presencia mas sexy.

Unos minutos mas tarde la chica regreso a los pies de su Ama. Estaba esplendida vistiendo una minúscula tanguita de Lycra negra y un arnés de cuero sobre su pecho que resaltaba sus firmes tetas.

Ya atraviada con una espectacular bikini blanca y una larga remera del mismo color combinado con unas sandalias lace up de taco medio, la Señora se dirigió al porche donde saludo efusivamente al resto de las Damas que ya habían arribado para luego sentarse a charlar afectuosamente con sus amigas. Al llegar designo a su esclavo a prueba como su alfombra y el sumiso poco tardo en estar postrado ante la Señora para servir de apoya pies.

Por otra parte el esclavo part time fue de inmediato designado lame pies y dedico cada segundo a lamer los pies de su Ama en señal de adoración lo que causaba una gran excitación a la Señora y la envidia de los otros esclavos. Esta función consistía en que el designado debería lamer los pies de su Ama en todo momento y circunstancia aun cuando Ella se moviera siendo relevado de esta obligación solo si Ella así lo indicaba.

El otro esclavo se limito a postrarse cerca de su Ama y esperar alguna indicación para ocasionalmente alcanzarle algo mientras la Señora indico a su esclava que se arrodillara detrás de Ella para asegurarse que todas la vieran y apreciaran la belleza y actitud de su preciada pertenencia. Después de todo, antes que una Diosa la Señora era una Mujer.

Ya con todas las Damas en el lugar los esclavos independientes entraron y se postraron frente a la anfitriona quien les ordeno que saludaran debidamente a cada una de las Dominas presentes.

Los 4 eran activos y bien parecidos, básicamente promediando sus 30 a excepción de uno de ellos que tenia poco mas de 50, vestían solo una tanguita amarilla que apenas contenía sus genitales depilados y que tenia en la cintura unos volados que daban la impresión de una minúscula pollerita. Todo esto se complementaba con un collar de cuerina amarillo con una chapita con las letras “IND”

De inmediato las Damas fueron ordenando a su sumisos que saludaran a las presentes y en pocos segundos una nube de esclavos se postraban frente a las Dominas besando sus pies en señal de respeto y saludo.

Las cosas se iban acelerando, de a poco pero sin pausa las Damas se fueron instalando y acomodando mientras disfrutaban de la situación. Eran 8 Dominas, a cada cual mas perversa y activa, dispuestas a todo en esta semana de desenfreno y placer Femdom.

Las había de todas la edades, algunas muy duras con sus esclavos, otras no tanto, algunas muy atractivas físicamente y otras en la cuales la actitud resultaba lo mas importante pero en todos los casos compartían una carga de perversión y deseo de hacer su vida mas fácil y placentera usando a sus esclavos para eso.

Había un total de 11 esclavos, 2 esclavas y 4 sumisos “independientes”. La Señora, con sus 3 varones y una hembra era quien mas tenia, otra joven Domina disponía de un esclavo y una esclava mientras que una tercera Ama disponía de un par de sumisos completando las 5 restantes con uno cada una.

La situación era por demás excitante, estaban frente lo que todos, Amas y esclavos, habían soñado por años y especialmente los sumisos no pudieron evitar recordar aquello de “Tené cuidado con lo que buscas.......” mientras uno de los esclavos de la Señora repetía fascinado para si “todo llega, la clave esta en saber esperar”

Luego de las presentaciones los esclavos independientes trajeron champagne que entregaron a las Dominas para un brindis muy especial. Fue la anfitriona quien dio las palabras de apertura y propuso el brindis con el que dio comienzo a la aventura.

Luego de algunos minutos en los que las Femdoms charlaban y degustaban unos exquisitos canapés de langostinos la anfitriona invito al quincho donde se serviría el almuerzo y se daría forma a las actividades del día.

miércoles, marzo 07, 2012

Shangri-La

Buenas tardes mis fieles lectores

mi esclavo marce{CLD} ha estado escribiendo un relato que deseo compartir con Ustedes. Aqui les dejo el primer capitulo.

Que lo disfruten

Bisou

Ama Claude



Shangri La

Nota: Las situaciones descriptos en este relato son por el momento imaginarias y fruto de un tremendo bocho del autor que las describe con el absoluto convencimiento que pronto serán una realidad tangible. Los personajes son imaginarios y cualquier semejanza con la realidad es deliberadamente casual


Shangri-La es un lugar ficticio descrito en la novela de 1933 “Horizontes perdidos”. Por extensión, el nombre se aplica a cualquier paraíso terrenal, una tierra de felicidad permanente, aislada del mundo exterior. ( De Wikipedia)



1
Corria el mes de Diciembre y el dia pintaba que seria caluroso. El sol apenas asomaba sobre el horizonte y el automóvil circulaba a alta velocidad por la autopista hacia el Norte. El transito era escaso y la monotonía del camino era opacada por la majestuosa presencia de la Señora quien estaba cómodamente sentada en el asiento de la derecha con las piernas apoyadas sobre el tablero en señal de relax y de pertenencia al mismo tiempo. Era obvio que controlaba plenamente la situación.

El esclavo conducía el vehículo tratando inútilmente de hacer abstracción del espectáculo que tenia a su derecha. Su Ama vestía como una Diosa, una musculosa que parecía estar hecha exactamente a la medida de su cuerpo, una pollera de jean lo suficientemente corta como para hacer que cualquier varón deseara ver un poco mas arriba y unas sandalias lace up capaces de volver loco a cualquiera.

Pese a ese celestial espectáculo, el esclavo fijo su mente en la ruta y en los escasos vehículos que lo rodeaban pensando en lo que estaba seguro vendría. Sonriendo, la Señora miro por el espejo del parasol.

Otro auto venia detrás siguiéndole el camino. Pudo ver en el a sus otros esclavos que incluian a una nueva adquisición que aun no había terminado de ganar su collar y volvió a sonreír con actitud satisfecha. Había logrado al fin uno de sus anhelos, reunir a todos sus esclavos pricipales para una experiencia que seria inolvidable.

Siempre con su característica actitud perversa, pensó por un instante en cada uno de sus sumisos y fue repasando cada caso en particular. Su esclavo full time, al que en otras épocas solía llamar marido, y que ahora se había convertido lisa y llanamente en un esclavo que se desvivía por Ella en todas y cada una de las acciones que hacia o dejaba de hacer, que le satisfacía cada uno de sus caprichos sin importar lo complejos o costosos que resultaran.

No podía evitar sentirse orgullosa de este ejemplar aunque aun para si misma no dejaba de hacerse notar que era gracias a su perseverancia y perversión que ese sumiso había sido correctamente adiestrado para transformarlo de un esposo convencional y hasta un poco rebelde en el sumiso y obediente esclavo que era en ese momento.

Muchos años atrás, casi de recién casada, sin ningún plan especifico y sin pensar demasiado en el como, había comenzado con la tarea de ponerlo a su servicio. No había por entonces información disponible y solo se baso en el instinto y las ganas de ser una Diosa servida por un esclavo pensando en que no habría otras personas en el mundo que compartieran tan particular estilo de vida.

Aun cuando en ciertos casos la rebeldía de su marido la había llevado a tomar medidas algo extremas, el paso del tiempo le fue demostrando que la paciencia y la perseverancia hacia el objetivo final era lo importante y así fue que al cabo de algún tiempo ya no era un simple marido sino el mejor de los esclavos.

Con el a su servicio había desarrollado experiencias maravillosas y tan locas que a veces Ella misma se sorprendía de su intensidad y poco a poco ambos fueron elaborando las bases de una pareja verdaderamente Femdom que vivian a pleno en un esquema 24/7. Amaba a su esclavo, pero era justamente eso, un esclavo para que hiciera su vida fácil y placentera mientras se desvivía por adorarla y venerarla a cada instante.

Salir del placard fue el paso lógico que se dio una vez que habían pasado muchos años de D´s y las cosas habían evolucionado hasta que todo estuvo listo y así fue que la Señora comenzó a explorar la Internet y a reunirse con gente de similares características sorprendiéndose al ver que no era la única “loca” que gustaba y disfrutaba de este estilo de vida y que las fantasías de estas personas eran sorprendentemente coincidentes con las propias.

Continuando con su revisión cayo en cuenta que así había conocido a su esclavo part time y que hacia varios años estaba a su servicio llevando orgulloso su collar, tantos que si hubiera nacido el día en que lo tomo a su servicio ya estaría por empezar el primer grado y se sintió orgullosa y satisfecha de haberlo adiestrado a su medida para que resultara tan fiel y obediente.

Era capaz de volverse loco por servirla de la manera que fuera aun cuando los tiempos y las circunstancias familiares, laborales o personales no le fueran del todo favorables, estaba entregado a su Ama para lo que a Ella le viniera en gana y lo disfrutaba sabiendo que ese concepto era mucho mas que un mero enunciado.

También le venían a la cabeza las largas sesiones de adiestramiento y las duras y humillantes pruebas a los que lo había sometido antes y después de otorgarle su collar pero sonreía al darse cuenta que todo había sido muy excitante y placentero no solo para Ella misma sino para su esclavo también.

La sonrisa de ilumino cuando una vez mas cuando comprendió que todo lo que habían pasado no era nada comparado con lo que vendría ya que desde siempre la Señora se encargaba de hacer que lo que una vez había sido un limite increíble fuera con el simple paso del tiempo en nada mas que el punto de partida para lo que vendría mas adelante.

Dedico unos instantes a rever la situación de una de sus mas preciadas joyas, un diamante aun por pulir pero que había trabajado duramente para lograr su lugar en el Reino y el derecho a llevar el collar de la Señora.

Desde hacia tiempo había buscado una sumisa para Ella sola, ya no le bastaba el usar a préstamo las de algún amigo o amiga, quería una esclava propia para completar su establo. Había funciones para las cuales un ejemplar hembra era lo mejor y por otra parte la natural perversión de la Señora necesitaba de disfrutar el humillar y usar a una mujer para su provecho y placer.

Luego de muchos intentos y largas esperas había encontrado a la candidata ideal. Una chica sumisa, casi sin experiencia pero con esa actitud propia de quien decide entregarse y aprender lo que fuera para lograr ponerse al servicio de una Domina con todas las letras.

El hecho de ser francesa le daba ese toque exótico que la hacia mas fascinante aun. Promediando sus 30, dueña de un cuerpo digno de modelo y maneras finas y delicadas, la chica había venido desde su país a hacer una especialidad en su profesión y al terminar decidió quedarse ya que descubrió que se había enamorado de la loca, incoherente e irreverente cultura de este país que suele hechizar a muchos extranjeros.

Si bien la chica hablaba castellano a la perfección la Señora prefería hablar con Ella en francés haciendo de su esclava un espécimen único, misterioso y fuente de envidia por parte de muchas Amas y Amos del ambiente.

La había encontrado en una reunión de un grupo BDSM a la cual la Señora había concurrido con uno de sus esclavos y la francesa como curiosa pero solo basto conocerla y una corta charla en francés para que la chica le rogara un lugar en el Reino y entregarse sin mas para ser su esclava.

Los comienzos habían requerido de toda la creatividad de la Señora y de la mayor dedicación y entrega por parte de la sumisa. La falta de experiencia de la esclava se suplía con actitud y las humillaciones a las que la Señora la sometía hacían que mas de una vez la chica quisiera salir corriendo de la escena aunque a la larga esto implico redoblar el desafío y llegar de esa manera a merecer el collar que su Ama le otorgo en una ceremonia cargada de rituales, fetiches y excitación en la que también estuvieron presentes varios amigos y amigas de la Señora, todos ellos verdaderos referentes del BDSM local.

Por ultimo reviso mentalmente a su ultimo esclavo, aun en adiestramiento y trabajando para lograr el collar. Su característica apasionada aunque algo atolondrado ayudaban a adiestrarlo aunque la paciencia de la Señora a veces parecía que se terminaba.

Siempre se había mostrado sumiso, obediente y servil pero aun faltaba pulir varios puntos de su adiestramiento pero la Señora habia decidido darle una oportunidad para llevarlo al punto en el cual mereciera su collar.

No dejo de recordar la Dama que había otros esclavos en su Reino pero ninguno de ellos al nivel que justificara traerlos a semejante encuentro. Eran aun simples juguetes, se divertía con ellos pero faltaba de su parte mucho trabajo y entrega para pasar a un escalón superior.

Si en algo era experta la Señora era en sacar de cada uno de sus esclavos lo mejor y usarlo para su provecho haciendo así que sus sumisos cumplieran con su cometido en la vida que no era otro mas que hacer la vida de su Ama mas fácil y placentera.

En ese contexto había decidido la concurrencia a esta reunion para pasar unos días a su medida, acompañada de otras Femdoms y servida por sus esclavos de quienes requeriría todo de su parte y aun mas haciendo que sus limites fueran corridos hasta el infinito.

Justamente en estas jornadas todo seria mas fluido, mas natural y la posibilidad de abstraerse del mundo exterior por toda una semana resultaba atractiva por demás ya que todo estaba previsto para un excelente momento en el que sus esclavos la atenderían en todo y podría mostrarlos a las otras Dominas presentes en toda su dimensión.

De repente la Señora volvió su mente a la realidad. El trayecto de a poco se hacia mas complicado, al salir de la autopista ambos autos comenzaron a circular por un angosto camino vecinal que a cada kilómetro se mostraba en peor estado.

En el viaje la Señora había pensado en cuan privado seria este lugar que junto a sus amigas Dominas habían alquilado para estar justamente lejos del mundo y al ver el camino de acceso llego a la conclusión de que resultaba estar lo suficientemente lejos de todo para ser poco menos que perfecto.

Los esclavos iban nerviosos pero aun en el auto que iba atrás en que la Señora no estaba físicamente los sumisos viajaban en silencio, tal como Ella lo había ordenado aunque sus expectativas iban creciendo a medida que se acercaban al lugar. En los varones sus miembros acusaban la terrible excitación y ya comenzaban a sentir que la malla enteriza que usaban bajo su ropa por indicación de su Ama se los recordaba apretando sus genitales y generando ese ya clásico dolor.

En el caso de la esclava y para asegurar su completa humillación, algo que nunca estaba de mas a los ojos de la Señora, le había indicado que llevara puesto un liviano solero que solía transparentar a la luz sin usar ningún tipo de ropa interior. La chica estaba muy nerviosa ya que, aunque su experiencia en estas cosas era a esa altura mas vale amplia, nunca llegaba a acostumbrarse a humillaciones tan abiertas pero aun así soporto estoicamente la situación.

De pronto la pequeña caravana doblo por un camino de ripio y ambos vehículos debieron reducir la velocidad a niveles mínimos. Fue entonces que la perversión de la Señora comenzó a aflorar sin limites. Con una seña le indico al esclavo chofer que se detuviera y bajo del automóvil dirigiéndose hacia la banquina ordenando a los que viajaban en el otro vehículo que se postraran a sus pies apoyándose sobre el pasto.

Luego de una corta adoración les ordeno que se quitaran toda la ropa de calle y volvieran a subir al auto para continuar el trayecto eximiendo a la esclava de tal tarea. Así los 2 esclavos quedaron en malla enteriza, uno con un modelo de color negro con breteles cruzados en la espalda y el otro con una malla amarilla con los breteles sobre los hombros.

Ambos estaban muy elegantes y orgullosos aunque una cantidad de adrenalina corría por sus venas. Después de todo el estar acostumbrados a este atuendo incluso frente a publico del ambiente no impedía cierta sensación de humillación al usarlo en la calle y la posible vista de gente desconocida.

Verlos así le causo una tremenda excitación al punto que pidió a la esclava que se ubicara en el piso trasero del auto en que viajaba Ella. Al alojar el auto la Señora se desparramo en el asiento trasero previo indicarle a la afortunada sumisa que le diera placer oralmente hasta que el goce la saco de quicio una y otra vez. Era como si la lengua de su esclava combinada con la situación en si fuera un feedback que realimentaba el placer hasta hacerla gozar como solo una Domina podria hacerlo.

Ya extasiada, la Señora se relajo mientras veía con satisfacción el impecable comportamiento y actitud de su esclava y comprobaba con un toque de su mano la terrible erección del esclavo chofer que hacia lo posible por contenerse y por lo menos disimularla aunque estaba lejos de lograrlo.

Ya casi llegando a destino pido a su chofer que se detuviera una vez mas y se quitara la ropa, después de todo no quería que ninguno llegara al resort Femdom de otra manera que no fuera mostrando su malla. Fue algo casi instintivo cuando la Señora le coloco su collar de cuero con la chapita de identificación correspondiente al igual que había hecho con los otros excepción hecha claro esta de aquel aun a prueba que solo llevaba un angosto collar de caucho sin chapa alguna.

Todos los esclavos estaban ahora correctamente presentados para el arribo asegurándose la Señora que la humillación fuera acorde a su condición. Sonriendo con máxima perversión se volcó hacia la esclava y le ordeno que se quitara el vestido quedando completamente desnuda mientras le colocaba su collar. Estaban listos.

Unos metros mas adelante, ya frente al ingreso a la propiedad, comprobó que no había carteles, señales ni nada que indicara donde estaban. Solo una puerta de acceso similar a una tranquera pero mucho mas alta y un cerco de ligustrina que impedía ver hacia adentro. Todo estaba perfecto para dar rienda suelta a la perversión de cada Ama y hacer de esta semana una sucesión de situaciones desenfrenadas y propias de una Femdom ilimitada.

La Señora entonces uso su celular y llamo para avisar que estaba en la puerta.

Habían llegado al lugar del encuentro Femdom.

martes, marzo 06, 2012

Novedades del Reino

Comunico a mis lectores que coyote{CLD} ha dejado de pertenecer a mi Reino estando desde este mismo momento en plena libertad.

Ama Claude

lunes, marzo 05, 2012

Comentarios

Quiero compartir con Ustedes queridos lectores un comentario que me enviara un apreciado e inteligente seguidor de este blog respecto a una de las fotos de mis vacaciones recientemente publicadas

Las referencias son relativas a la segunda foto de la entrada anterior.

Gracias por tus conceptos petit larbin!!

Ama Claude

Esta imagen es para mí un "ícono de adoración a Ama Claude" como nunca había tenido antes. Siempre hay momentos, acciones o imágenes que nos marcan y se quedan con nosotros por siempre. A veces nos topamos casi por casualidad con estas cosas, con estas maravillas que plasman en un instante millones de cosas; en este caso toda la vida de una verdadera Reina, la supremacía, el poder y la irreverencia que salen a la luz en el mas inesperado de los momentos.

La imagen a la que me refiero es sumamente simple pero tiene todos los elementos por los cuales un esclavo de Ama Claude dejaría todo y se rendiría a Sus pies incondicionalmente. La posición, la actitud, la irreverencia de la imagen del Ama en esa foto es simplemente estremecedora. No se si será el gesto de Su rostro, no se si esa es una sornisa o una expresión de algo más que no se puede intuír. Da la impresión de que algo la ha disturbado y entonces está girando para ver que sucede....no puedo sino imaginarme esclavos trabajando detrás de Usted en el momento en que esa imagen fue tomada

Solamente una Mujer como Usted, Ama Claude puede sintetizar en una fotografía en la cual no hay esclavos, ni látigos, ni tronos, lo que es la esencia de lo que es la dominación femenina.

Nunca he dejado de venerarla desde mi humilde posición y siempre he admirado y observado cada detalle de todas las fotografías publicadas en el blog, muchas veces me encontré con hermosas sorpresas pero nunca como hoy había encontrado la "imagen perfecta" de la Mujer dominante y tenía que haber sido Usted quien me la ha regalado.

petit larbin