Bienvenid@s!

Es la perfección hecha Domina. Es una impecable combinación de Mujer extremadamente atractiva, dominante, exigente al extremo, increíblemente perversa, con un delicado toque de sofisticación y al mismo tiempo inteligente, contenedora y capaz de sacar de cada uno de sus esclavos lo mejor para lograr de ellos entrega total y servicio inmejorable.

She is the perfect Domina. She is the exact combination of a most attractive, dominant and incredibly strict and demanding Lady, with a touch of soft sophistication as well as extremely intelligent, caring and loving always able to get the best from each slave in order to serve Her.


lunes, mayo 14, 2012

Shangri La --Parte 8


Las Damas se disponían a tomar un descanso previo al almuerzo después de la carrera y de el descontrol que había tenido lugar posteriormente para lo cual algunas se sentaron en las reposeras cercanas a la pileta, otras incluso se zambulleron para un refrescante baño y otras se retiraron a su habitación para reponerse.

Mientras tanto la Señora dio instrucciones a los independientes para ajustar los arreglos previos al almuerzo y para la actividad que se desarrollaría en la tarde. También instruyo a su esclava y a su esclavo a prueba para que colaboraran con esas tareas y envió a su esclavo/marido al garage para que reposara y se recuperara del esfuerzo realizado por su Dueña.

Con solo el part time a sus pies se fue a su habitación y se dispuso a tomar una ducha para lo cual indico su intención al esclavo quien de inmediato hizo los arreglos para la tarea. Servir a su Ama mientras se duchaba asistiéndola y asegurándole una tarea mas sencilla era para el esclavo algo así como sentirse en el Cielo. La Señora lo sabia y aprovechaba esta situación para asegurarse una mejor atención ya que partía del convencimiento que un esclavo feliz es mejor esclavo y en definitiva era lo que Ella quería.

Esa era su manera de extraer de cada uno lo mejor ya que de esa forma toda la energía y creatividad del sumiso se ponía mas que nunca al servicio y al provecho de su Dueña, La Señora no buscaba que sus esclavos sufrieran sino que la sirvieran y el que estuvieran felices y satisfechos era lo mejor para que dieran todo y soportaran lo insoportable por y para Ella.

Por supuesto eso no excluía que en algunos casos las humillaciones a los que los sometía podrían parecer insostenibles, en ciertas circunstancias aplicaba pequeñas dosis de dolor o que en algunos casos los llevaba al limite de ciertos “sufrimientos” como estaba haciendo con el esclavo a prueba que sabia estaba desesperado por una descarga que Ella negaba sistemáticamente gozando de verlo tan “motivado”,.  Una vez mas la Señora usaba su increíble capacidad para sacar de cada uno lo mejor. El part time era un verdadero experto en servicio personal y en masajes y por eso lo había llevado para esa tarea en especial que además disfrutaba de hacer.

Mientras el sumiso preparaba todo para la ducha de su Ama, la Señora se recostó sobre la cama y solo se dedico a observar la escena. Se había quedado solo con la parte inferior de su bikini y se había quitado las sandalias para relajarse por unos minutos.

El espectáculo que su esclavo part time daba resultaba al menos excitante. Después de todo la perversión hacia que sometiera a sus esclavos a sus deseos pero todo la excitaba y el ver a una de sus preciados esclavos, que le había pertenecido por largo tiempo, vistiendo solo una minúscula tanguita moviéndose de forma muy activa preparando su baño en actitud de entrega total la llevaba a niveles de movilización muy altos aun cuando había estado en plena acción pocos minutos antes.

Sin embargo la Señora se contuvo y se levanto para facilitarle al esclavo que terminara de desvestirla para dirigirse a la ducha. La rutina era conocida y Ella se encargo una vez mas que se tratara de algo celestial. Con suma tranquilidad y sin dirigirle la palabra a su fiel servidor se ubico en la ducha y se echo encima una loción liquida para ducha especial para el caso mientras el esclavo se postraba de rodillas antes su Ama sin atreverse a mirarla directamente aunque haciéndolo de reojo ya que su instinto lo llevaba a no perder la imagen de semejante Diosa ante el.

En pleno conocimiento de esto la Señora se dejo adorar de esa forma, casi furtiva, en silencio y al cabo de unos minutos indico con una seña al esclavo que saldría para lo cual este le puso delante de la mampara una toalla en el piso y la envolvió en otra para secarla.

La Señora se dejo atender con la naturalidad de quien no merecía menos que eso disfrutando del servicio que sus esclavos le brindaban simplemente por ser una Mujer Dominante.

Rápidamente, sin necesidad de indicación alguna de parte de la Domina, el esclavo la seco y puso talco en el cuerpo de su Ama quien luego se vistió para continuar con las actividades del día. Esta vez había elegido un vestido sencillo, tipo solero muy liviano y una sandalias de taco medio tipo lace up. No se había puesto bikini sino una pequeña tanga de algodón y no llevaba corpiño.

Acto seguido el esclavo se apresto a ponerse en posición mientras su Ama se peinaba mirándose al espejo. Esto solía ser parte de un ritual muy movilizador tanto para la Señora como para sus esclavos. Ella se sentaba sobre la espalda del esclavo de turno y allí se maquillaba y se peinaba con la tranquilidad y actitud que solo una Diosa podría tener.

Muchas veces la Señora se excitaba por tener así a sus esclavos al punto que solía masturbarse apoyando sus genitales contra la espalda del sumiso usado como asiento aunque en este caso no llego a tanto. Una vez terminada la acción acaricio con ternura la cabeza de su esclavo part time y observo con perversa sonrisa sus genitales que, sin poder contenerse dentro de la tanguita, eran una evidente prueba de lo que pasaba por la cabeza de aquel siervo.

Luego de algunos minutos la Señora salio para supervisar las tareas de los esclavos quienes habían continuado con lo ordenado. Los independientes tenían listo el almuerzo y los propios se encontraban en la parte posterior con una especial tarea encomendada que al arribar Ella ya estaba casi finalizada.

Luego de revisar las tareas la Señora se dejo adorar por su esclava y se dirigió al porche para anunciar a las Damas que el almuerzo se serviría a continuación. La actividad en si se llevo a cabo sin cambios a la  rutina. Con los independientes sirviendo la mesa aunque en este caso estaban vestidos con una pechera blanca que complementaba a sus tanguitas amarillas. La mayoría de los esclavos fueron enviados a postrarse bajo los árboles donde podían ser vistos con facilidad por sus Amas que disfrutaban de un bien servido almuerzo que degustaban con pasión ya que la actividad de la mañana les había abierto el apetito.

Poco después la Señora dispuso que el café se sirviera en los sillones del porche mientras los esclavos eran enviados a comer la inmunda pasta de esclavos que en algún caso se complementaba con alguna sobra. La Señora también dispuso que uno de los independientes hiciera un espectáculo de baile similar al baile del caño que divirtió por lo ridículo a las Mujeres presentes.

Pasado un rato se anuncio que la siguiente actividad se llevaría a cabo en algo mas de 1 hora y se recomendaba que todas descansaran ya que se trataría de algo movido y divertido.

Todas estuvieron de acuerdo y algunas se fueron a sus habitaciones y otras se recostaron bajo los árboles en las reposeras para descansar servidas por sus esclavos.

La Señora superviso en persona las tareas pos almuerzo y ordeno a su esclavo/marido a su part time que llevaran los elementos preparados para la nueva actividad a la parte posterior del jardín por lo que podían verse a los 2 esclavos trasladando varios baldes cargados con lo se suponía era agua.

Finalmente se sentó en una reposera y pidió a su esclava que adorara sus pies mientras el esclavo a prueba la apantallaba con un enorme abanico. No pasaron muchos minutos antes que la Señora sintiera excitada una vez mas, esta vez por la eficiente acción de la lengua de su sumisa que lamia con pasión los pies de su Ama.

En semejante contexto las otras Damas se enredaban en situaciones similares lo que hacia que al verse una a la otra entraran en un circulo viciosos de excitación y lujuria. Así la Rubia, quien estaba en topless descansando pidió a su esclavo personal que le practicara sexo oral y otra de las Damas pidió a su esclavo que se masturbe por Ella.

La Señora estaba tan excitada que estaba a punto de acabar solo con el efecto de la lengua de su esclava en sus pies y así lo hizo en medio de una explosión de placer seguida de una sensación de relax mas que profundo.

Era un relax físico aunque no de su perversión ya que allí mismo pidió a la esclava que se masturbe y a su esclavo a prueba que mirara a la sumisa hacerlo sabiendo que hacia varios días que le venia negando una descarga y el ver ese espectáculo lo llevaría a la desesperación.

No sin gozar pregunto al esclavo si deseaba masturbarse y este no se animaba a responder sabiendo que no estaba autorizado a solicitar ese permiso. Sabiendo esto la Señora se divertía poniéndolo en esa incomoda situación ya que si respondía con la verdad estaría incurriendo en una falta y si no respondía seria aun peor ya que estaría ignorando a su Ama.

Luego de preguntar un par de veces la Señora lo saco de esa situación y le dijo que si imploraba y rogaba tal vez la conmoviera lo suficiente como para permitirle una descarga. Sin dudar el esclavo se postro besando los pies de su Dueña y comenzó a implorar lastimosamente por un permiso mientras la esclava daba un espectáculo mientras entraba en una sucesión de orgasmos que parecía interminable.

Con perversa actitud la señora se acerco a un balde de hielo y se sentó haciendo parar al sumiso a su lado y denegó el permiso mientras le ponía hielo en los genitales diciéndole que no había rogado lo suficiente como para merecerlo.

Algunos minutos mas tarde todo se había relajado, la Señora se incorporo y observo a su esclava que, exhausta, estaba postrada los pies de su Dueña y al esclavo a prueba que mostraba bajo su tanguita la prueba de la eficiencia de la perversión de su Ama.

Satisfecha y con sus instintos renovados se dispuso a tocar la campana que indicaría el comienzo de una nueva actividad en conjunto.

No hay comentarios: